En 2019 exportaciones a Brasil fueron las más bajas del quinquenio. Saldo comercial negativo crónico.

By febrero 13, 2020#MonitorComex, Noticias

El vínculo comercial entre Uruguay y Brasil continúa siendo desfavorable para nuestra producción. Las exportaciones han bajado continuamente desde el 2016, siendo el 2019 el año más bajo del quinquenio 2015-2019, según datos de la Dirección Nacional de Aduanas procesados por el #MonitorComex de Cibils Soto Consultores (CSC).

En efecto, el saldo comercial (exportaciones menos importaciones) es negativo de forma permanente en el período considerado. En el 2019 se exportaron al mercado norteño 1.089 millones de dólares (FOB), mientras que se importaron 1.526 millones de dólares (CIF), acumulando un déficit de 436 millones de dólares. Este resultado negativo es el más bajo desde el 2016.

El mercado de Brasil es muy relevante para la producción nacional. No solo por ser el segundo destino de nuestras exportaciones, sino que también por el perfil de esas colocaciones. El principal producto de exportación en 2019 fue proformas de botellas, seguido por cebada y leche en polvo. Cada uno de estos rubros superan los USD 100 millones anuales en exportaciones a Brasil. Vehículos, autopartes, arroz y cal viva han sido rubros dinámicos y relevantes dentro de los principales rubros de exportación.

«El gobierno entrante ha colocado el vinculo con Brasil como prioritario, con la futura visita de Ernesto Talvi al canciller Araujo. Y es correcto, porque la agenda bilateral tiene grandes desafíos muy materiales para el Uruguay» Cr. Marcos Soto, socio de Cibils Soto Consultores (CSC)

Los principales rubros de importación desde Brasil son vehículos y automóviles, yerba mate, y carne porcina y vacuna.

«La agenda bilateral excede el intercambio comercial de bienes. Para Uruguay es fundamental trabajar para equilibrar la balanza comercial. Es fundamental que los parlamentos aprueben el acuerdo para evitar la doble tributación para facilitar el intercambio comercial de servicios, imprescindible» concluyó Soto.